MI AMO

 

EL AMO DEL PERRO

 

En el despacho de un centro de atención primaria, un paciente en fase terminal, preguntó al médico:

- Doctor, me asusta la muerte ... dígame, que hay en el otro lado?

Con mucha delicadeza el médico le contestó: - No lo sé.

- No sabe lo que hay en el otro lado? -replicó el paciente. 

Al otro lado de la puerta se sentían unos gemidos y arañazos. El médico giró el pomo de la puerta...  Cuando abrió, un perro entró en su despacho, saltó encima del médico y, con grandes alegrones, le lamía muy contento.

El médico diose la vuelta, sorprendido, hacia su paciente y este le dice:

- Ha visto lo que acaba de hacer mi perro? El nunca había estado en este despacho. No sabía lo que había dentro. Únicamente sabía que su amo estaba aquí. Cuando se abrió la puerta saltó sin temor alguno. Yo no sé lo que hay en el otro lado de la muerte... pero si sé una cosa: que mi Amo estará allá... y esto ya me basta!